La receta ideal

 

Para quitarse un fuerte dolor de cabeza y una preocupación mayor, los novios deciden casi siempre encargar el menú de la recepción. El ‘catering’ se convierte en la mejor alternativa para resolver el problema. Sin embargo, no es tan fácil.  La temporada y horario de la ceremonia, al igual que el presupuesto disponible, complican la situación.  Probablemente, el dinero que tengan en el banco mayormente se les vaya en los alimentos.

 

Soliciten que se les haga una degustación del menú que ofrecen, antes de tomar la decisión final. Lo importante es que éste sea variado.  Analicen bien la oferta y pregunten si incluye también la mantelería, los platos, las mesas y sillas.  En ocasiones esto puede ocurrir.  Asimismo cuestionen si esa compañía de ‘catering’ llevará sus mozos al evento.

 

Ustedes van a pagar por el buen servicio, por lo tanto pregunten si la comida se preparará en el local de la recepción o i llegará lista para servir.  Cuando vayan a reunirse con el ‘caterer’ no pueden alterar el número de invitados para que mantengan un control y no se queden sin alimentos.  De esta manera tampoco pierden dinero al encargar demasiados platos.  Si brindarán platos especiales porque haya invitados con dietas, menciónenlo en esa reunión para los ajustes necesarios.  Sean cautelosos si hay mariscos en el menú ya que pueden haber invitados que sean alérgicos.  Los novios no se hallan obligados a dar una cena, pueden optar por un cóctel con variedad de entremeses o un ‘brunch’ en lugar de almuerzo.

Comments are closed