Pequeños traviesos que iluminan

 

Una boda se ilumina con la inocencia y espontaneidad de los niños.  Estos pequeños traviesos llenan de magia la iglesia y cautivan a los invitados.  Lo importante es que se oriente a los menores para que cuando desfilen rumbo al altar no se descontrolen o asusten.  Los padres del portador de anillos y la florista deben estar atentos a que entiendan cuál es su participación en la ceremonia y descansen la noche antes para que irradien alegría de principio a fin…

 

Moda Infantil: La Muñequita, Fotos: Saúl Padua Photography

Comments are closed